Orgullosa Millenial, nací en 1984 justo después de la crisis del 1983, crecí en una ciudad fronteriza lo cual me permitió una doble nacionalidad. Mi nivel de estudios es mayor al de mis padres, quienes me educaron para ser increíblemente optimista y creer que puedo lograr cualquier cosa si me lo propongo. Vivo en la era digital en la que las oportunidades abundan. Según la opinión de algunos economistas al final de mi vida no habré logrado superar las “riquezas” económicas generadas por mis padres, ni abuelos; esto será el caso más común en mi generación(1).

Una de las razones por las cuales los mercadotecnistas parecemos estar “asombrados” por está “rara” especie millenials, es porque nuestro comportamiento de compra, valores, estilo y filosofía de vida, es muy diferente a las generaciones anteriores. Incluso a la de nuestros padres de quienes se supone lo debimos haber aprendido.

Los millenials tenemos una relación ”extraña” con nuestro dinero, no tenemos mucho y pareciera no molestarnos tanto porque “lo mejor de la vida es gratis” y si no, papá siempre puede pagar por nosotros. El poco dinero que si tenemos, estamos dispuestos a gastarlo en lujos que “hacen nuestra vida más fácil” o nos den placer inmediato, como vacaciones, cenas caras o nuestro invaluable iphone. Esta es la realidad de muchos de mi generación ¿Por qué somos tan hedonistas?

Si haces memoria, seguramente encontrarás algún recuerdo de tu infancia que te enseñó que tus abuelos “Baby Boomers”(2), parecían estar preocupados por no gastar mucho dinero: “¡No lo tires! ¡Todavía esta bueno!”, “Hay que cuidar las cosas para que duren”. Probablemente tengas el recuerdo de alguna etapa “económicamente difícil” en casa por ahí del 1987 o 1995, tal vez se suspendieron las vacaciones familiares o incluso alguno de tus padres anunció que fue despedido después de 10 años de trabajo en la misma empresa por causa de “recortes de personal”(3).

Estas experiencias, aunado al trato de “niños trofeos” que se nos dio, nos marcaron como generación. Nos hicieron una generación desconfiada de la estabilidad económica de nuestro país, con aversión a lo que percibimos como “riesgos” como el crédito, hipotecas. Tenemos poca credibilidad en los seguros médicos, programas de retiro o incluso a invertir todo nuestro tiempo de vida en una empresa porque sabemos que pueden despedirnos en cualquier momento como a nuestros padres. La mayoría de nosotros preferimos trabajar por nuestra cuenta o emprender, porque aprendimos que el dinero va y viene, y que es mejor vivir el momento. Pero ¿Qué va a pasar cuándo seamos adultos de la tercera edad? ¿Seguiremos siendo la generación “YOLO”?

“Mi Padre fue fiel a una empresa. Yo soy fiel a mi profesión”

Los milenials creemos que podemos cambiar al mundo y ¿Por qué no? Somos la generación con el mayor nivel de educación en la historia moderna, globalizados con acceso inmediato a casi cualquier información o rincón del mundo y gracias nuestros consentidores padres nos sentimos capaces de lograr cualquier cosa. Siendo así no es sorprendente que estemos cambiando la manera en que nos desarrollamos profesionalmente.

Mientras nuestros padres soñaban con ocupar la oficina más alta de la torre, nosotros soñamos con trabajar en lo que nos apasiona. La idea de trabajar para grandes corporativos no nos parece tan atractiva como a nuestros padres, porque estamos en búsqueda de algo mucho más importante que el “estatus”. Buscamos un “propósito de vida” y un “sentido de pertenencia” bajo la condición de “libertad” y “conectividad”. Porque nuestro trabajo involucra nuestra misión de vida y porque la tecnología actual nos lo permite. Actualmente no tenemos fronteras entre nuestro trabajo y nuestra vida, ambos están íntimamente ligados. Es por eso que frecuentemente optamos por trabajar en empresas que apoyan una causa con la que nos sentimos afinidad, y si no existe tal empresa, creamos una ¿Por qué no?

Tenemos aspiraciones y expectativas que la mayoría de las empresas no pueden cumplir. Los formatos de trabajo tradicionales no son compatibles con el estilo de vida o valores a los que los millenials aspiran: ambientes de alta colaboración los cuales sean horizontales y que permitan ser propositivos, flexibilidad de horarios y ubicación y empoderamiento personal. Es posible que esta sea la razón por la que la mayoría de millenials buscamos crear nuestros propios medios de trabajo acordes al estilo vida y “misión personal”. Pero ¿Es está la mejor filosofía de vida?

[youtube=http://youtu.be/fueLlPNlyBg]

¿En un intento por llevar a cabo nuestra visión, estamos poniendo en peligro nuestro futuro y el de nuestros hijos?

La “búsqueda de propósito” y autenticidad personal puede llegar a ser un camino incierto que genera estrés y miedo. Bajo nuestro positivismo, se esconde una generación con aversión al riesgo y hoyos emocionales que llevan a la búsqueda de placer externo inmediato; el disfrute de comida “foodies”, Ropa que nos hace “únicos”, constantes viajes, mudanzas que conlleva a gastar dinero “irresponsablemente”, sin preocuparnos por el futuro.

No es sorpresa que los economistas estén preocupados por el futuro de la economía y cuestionen si los millenials somos demasiados pobres para tener hijos o nos juzguen por no tener planes de retiro sólidos. Muchos de nosotros estamos renuentes a comprar una casa. La realidad es que la mayoría no calificamos para un crédito hipotecario aunque quisiéramos.

Yo como cualquier otro insatisfecho millenial he encontrado mi propia forma de trabajo que me permite tener libertad, movilidad y poder de decisión. Pero en mi búsqueda al igual que la mayoría de los millenials, he sido irresponsable con mis gastos y he dejado algunos “detallitos” de fuera como mi plan a futuro. Como la mayoría de mi generación, amo mi trabajo, y voy a trabajar hasta que pueda. Pero ¿Qué va a pasar cuándo mi cuerpo no de más? ¿Cuál es el plan? Hay quienes hablan de empezar a diseñar trabajos para adultos de tercera edad ¿Es está la mejor solución?

Al ser independientes o emprendedores muchos de nosotros no tenemos acceso automático o “fácil” a servicios de prevención o apoyo para el futuro, como un seguro médico, fondos de ahorro para retiro, no hay puntos de infonavit, pensiones, etc. Para muchos de nosotros que nos mudamos constantemente es difícil incluso adquirir algunos de estos u otros servicios.

[ted id=1367]

Hemos experimentado un crecimiento tecnológico y un cambio social tan grande, que no ha dado tiempo a todas las empresas, ni gobierno, para adaptarse a nosotros. Es por esto que estamos constantemente cuestionando si los modelos tradicionales de vida, educación, trabajo, vivienda y seguros funcionan para nuestro estilo de vida. Somos una generación sin miedo a romperlos y luchando por adaptarlos a nuestras “necesidades.”

Cómo todo autentico millenial, no estoy tan preocupada.

Si hay algo que caracteriza a los millenials es que “siempre encuentran la manera”, es posible que los modelos de educación, trabajo y servicios acordes al estilos de vida tradicional no se adapten a nosotros, pero creo sin duda alguna que mi generación comenzará a idear, diseñar y crear alternativas para sí mismas acordes a lo que deseamos y necesitamos. Es tal vez por eso que estamos viviendo un momento de innovación en diversas áreas que buscan un bien para la sociedad. Como educación abierta de alta calidad, cambios a los sistemas de salud pública, vivienda alternativa… sobre todo en otros países fuera de México ¿Nos estamos quedando atrás?

Me gusta ser millenial, porque es todo sobre libertad, autogratificación, autenticidad personal, diversidad, experimentar y a pesar de sus aspectos negativos y que estamos madurando “más lento”. De acuerdo con algunos, soy parte de una generación que ha traído un cambio social de conciencia importante, que busca un propósito de vida, colaboración y bienestar social. Capaces de salvar el mundo de su autodestrucción, con un toque más humano. (GROTH, 2013)

¿Cómo te imaginas que sería México adhoc a los millenials?

Ana Venegas @AliveMkt
Market-Research-aholic
& Innovation Enthusiast

 
1.  LOWREY, A. (2013, Marzo 26). Do Millennials Stand a Chance in the Real World? Retrieved from New York Times: http://www.nytimes.com/2013/03/31/magazine/do-millennials-stand-a-chance-in-the-real-world.html?_r=1&adxnnl=1&pagewanted=all&adxnnlx=1370899398-9GG0gF4UTYXntDa6isv/jg&
2. Baby Boomers, Se le llama así a la generación nacida entre 1946-1964
3.  Faw, L. (2012, Mayo 18). Why Millennials Are Spending More Than They Earn, And Parents Are Footing The Bill. Retrieved from FORBES: http://www.forbes.com/sites/larissafaw/2012/05/18/why-millennials-are-spending-more-than-they-earn/

 

 

¿Y tú que opinas?

%d personas les gusta esto: